left arrow

Mexico y Mundo

right arrow

Estilo de Vida

Pareja de Adictos a la Heroína Detenidos en la Romero Vargas

La mujer vendía su cuerpo para comprar la droga que se inyectaba cada 3 horas

Por: Lesly Jerez
Jueves - 5:43 pm

La Secretaría de Seguridad Pública estatal a través los recorridos y puntos de vigilancia que establecen elementos de la Policía Preventiva, en la colonia Romero Vargas de Puebla capital, lograron el aseguramiento de Mireya Genis Sánchez de 20 años de edad y de Eduardo González García de 28, quienes fueron descubiertos en posesión de 14 curas de heroína que habían comprado en el mercado Hidalgo.

Los uniformados estatales vigilaban las inmediaciones de la colonia referida, cuando entre las calles Villa Olímpica y república de Italia, notaron la actitud sospechosa de un hombre y una mujer quienes trataron de evadir la presencia policíaca, pues acababan de comprar droga.

Al ser revisados, se descubrió que Eduardo González García traía en sus bolsillos del pantalón 10 curas –sin peso determinado- de una sustancia similar a la heroína. Mireya Genis Sánchez, intentó deslindarse arrojando las 4 dosis de la misma sustancia, que traía ocultas en su pantalón, arrojándolas al piso, pero al ser vista por los policías fue asegurada de la misma forma que su acompañante.

De acuerdo a lo referido por los sujetos, mantenían una relación sentimental desde hace más de medio año y ambos compraban la droga a dos personas hombres apodados: “El Gato” y “El negro”, quienes les vendían las dosis con un precio de entre 30 y 50 pesos.  Además revelaron que dichos narcomenudistas operan en varios puntos de la ciudad, principalmente en la zona del mercado Hidalgo.

Momentos después de su detención, Mireya Genis Sánchez tuvo que ser sometida a una revisión médica, pues presentaba algunas de las características físicas producto de la ansiedad provocada por la abstinencia al narcótico referido.

La mujer argumentó que tenía más de 8 años de inyectarse heroína en diversos puntos del cuerpo cada 3 o 4 horas al día, además de combinarla con marihuana y cocaína, drogas que conseguía por medio de la prostitución. Asimismo comentó ser madre de una menor de dos años, producto de violaciones de las que era víctima por parte de su padre.

Eduardo González manifestó ser adicto a la heroína desde hace más de 10 años y confesó haber estado preso por 2 años en el CERESO de San Miguel por delitos contra la salud.

Los uniformados estatales pusieron a ambos individuos a disposición de la autoridad federal correspondiente, misma que determinará su situación legal.

La Secretaría de Seguridad Pública Estatal mediante las acciones de los cuerpos policíacos refrenda su compromiso con el apego a la legalidad y a la de prevención del delito.

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad